Una esperanza hebrea, retrato de la Alemania nazi

Una esperanza hebrea, retrato de la Alemania nazi

La reciente obra de la escuela de artes escénicas Primer Acto “Una esperanza Hebrea” nos traslada a la Alemania nazi,época donde los judios eran recluidos y exterminados en campos de concentración. En este contexto se desarrolla la historia de David y su hijo Issac, situados en Polonia, David debe de cuidar y salvar a su hijo de la masacre.

La obra se presentó en el teatro Charles Chaplin el pasado 31 de julio y la escuela no ha confirmado una nueva puesta en escena. Bajo la dirección y texto original de Rubén Pérez, la obra transmite un mensaje de empatía y de conciencia tanto de los eventos históricos y las situaciones actuales que requieren un nivel de entendimiento a la violencia que se propicia en el país.

Con 13 actores en escena, la obra es un retrato de la impotencia, dolor, ausencia y miedo que los judios pasaron durante la segunda guerra mundial, de la mano con la historia de David e Isaac quienes se enfrentan a la idea de ser separados por el aislamiento, las autoridades o el campo de concentración.

La sinopsis destaca que es la historia de David y su hijo Isaac que les “tocó vivir la situación de exterminio, derrota y pérdida de la segunda guerra mundial. Un padre impotente y sentimental que no sabe qué hacer para educar a hijo y salvarlo y un hijo que no entiende ́¿Qué pasa con los seres humanos?´ ´¿Dónde está Dios?´.

Esta obra de teatro está cargada con detalles de la vida de la segunda guerra mundial y la escenografía y coreografía crean un ambiente incómodo pero necesario, no se puede evitar ver la desolación y esperanza en un mismo escenario.

El equipo creativo está conformado por Rubén Pérez ( escritor, dirección, escenografía) Eduardo Melgoza (Asistente de producción), Pepe García (escenografía, iluminación), además de las interpretaciones de Christian Bracamontes (David) y Heraldo Hermosillo (Isaac).

La reciente obra de la escuela de artes escénicas Primer Acto “Una esperanza Hebrea” nos traslada a la Alemania nazi,época donde los judios eran recluidos y exterminados en campos de concentración. En este contexto se desarrolla la historia de David y su hijo Issac, situados en Polonia, David debe de cuidar y salvar a su hijo de la masacre.

La obra se presentó en el teatro Charles Chaplin el pasado 31 de julio y la escuela no ha confirmado una nueva puesta en escena. Bajo la dirección y texto original de Rubén Pérez, la obra transmite un mensaje de empatía y de conciencia tanto de los eventos históricos y las situaciones actuales que requieren un nivel de entendimiento a la violencia que se propicia en el país.

Con 13 actores en escena, la obra es un retrato de la impotencia, dolor, ausencia y miedo que los judios pasaron durante la segunda guerra mundial, de la mano con la historia de David e Isaac quienes se enfrentan a la idea de ser separados por el aislamiento, las autoridades o el campo de concentración.

La sinopsis destaca que es la historia de David y su hijo Isaac que les “tocó vivir la situación de exterminio, derrota y pérdida de la segunda guerra mundial. Un padre impotente y sentimental que no sabe qué hacer para educar a hijo y salvarlo y un hijo que no entiende ́¿Qué pasa con los seres humanos?´ ´¿Dónde está Dios?´.

Esta obra de teatro está cargada con detalles de la vida de la segunda guerra mundial y la escenografía y coreografía crean un ambiente incómodo pero necesario, no se puede evitar ver la desolación y esperanza en un mismo escenario.

El equipo creativo está conformado por Rubén Pérez ( escritor, dirección, escenografía) Eduardo Melgoza (Asistente de producción), Pepe García (escenografía, iluminación), además de las interpretaciones de Christian Bracamontes (David) y Heraldo Hermosillo (Isaac).

 

POR; MAYRA TOLEDO

ChatClick here to chat!+
Licencia de Creative Commons
KonFusionMusikal by Agencia de Soluciones is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.